Europa

Mercado Ballaró: Un paraíso gastronómico en las calles de Palermo, Italia

Se conoce que los sabores de la comida italiana son inconfundibles en todo el mundo. Ahora bien, la comida siciliana está en otro nivel. No precisamente porque sea mejor que la de otras regiones de Italia, sino porque es bien distinta a la del resto del país. La gran variedad de preparaciones llevan ingredientes muy propios de la isla más poblada de la península itálica. Todos ellos se pueden encontrar en los mercados populares de sus principales ciudades.

Amanece nublado sobre la estrecha Via Chiappara Al Carmine, una calle empedrada que conduce al Mercado Ballaró, el más antiguo de Palermo. El comercio callejero es una de las actividades económicas y sociales más antiguas del mundo, y en en la capital de Sicilia las tradiciones siguen muy vivas.

Se cree que los primeros puesteros aparecieron en las épocas musulmanas, cuando la isla estaba bajo el mando del Imperio Otomano. Por las pequeñas callejuelas que comprenden el mercado aún se respira una escencia histórica, que de a ratos nos trajo reminicencias a los mercadillos turcos que visitamos en Estambul. Sin embargo, el resto del tiempo nos arrojó recuerdos más cercanos, como el de nuestros nonnos y nonnas que emigraron desde Europa a Sudamérica y trajeron con ellos una enorme cantidad de recetas típicas de la comida italiana.

Las Abbaniatas suenan en su esplendor, la música caracterísitca del Mercado Ballaró no es más que un compás de gritos teatrales que los comerciantes esbozan para llamar a sus clientes y ofrecerles los productos más frescos de todo Palermo. Se venden frutas, verduras, quesos, pescados, carnes y muchísimo a granel como encurtidos, frutos secos, harinas y especias. Hay puestos, incluso, que con la misma materia prima que venden cocinan exquisitos platos tradicionales para sentarse a disfrutar o comer al paso. Lo que no puede faltar es una buena pasta alla norma, la tradicional ricotta, unos panelle crujientes, la espectacular arancina o la siempre fresca ensalada de mar. ¡Y a no olvidarse del postre! Los excepcionales cannolis.

Increíblemente todo es rico y todo se siente fresco. La auténtica comida siciliana desde el corazón de la isla.

Si Palermo ya entró en tu lista de deseos, aquí te dejamos la mejor opción para encontrar hospedaje.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: